39 cafés y un desayuno, es la “Guía del Amor en la red”. La novela está protagonizada por una mujer llamada Martina, que va describiendo a lo largo del libro sus múltiples citas con diferentes hombres. Es una mujer del montón, que refleja las inquietudes en el amor, que a todos alguna vez nos han obsesionado. Su círculo se ha cerrado, y desea enamorarse. Por eso con la ayuda de su hermana, “una tecnóloga feroz” le llevará a la página de contactos, donde buscará su pareja ideal. 
Es una novela atemporal y universal. Con final feliz. “El soñado por todos los que entran en la páginas de contactos”. El tono de la novela está marcado por la ironía y el ingenio que desencadena. Es una novela positiva, que ironiza con el amor, riéndonos de nosotros mismos. Es la primera novela que trata del amor en la red, por eso cuando lo lees Martina se vuelve tan cercana, que mucha gente lo ha calificado en los medios como un diario personal y no como un texto novelado.