Nos deja Umberto Eco

in NOTICIAS LITERARIAS by

Umberto Eco amaba todo de los libros. Escribía y leía de todo. «Quien no lee, a los setenta años va a haber vivido una sola vida. Quien lee habrá vivido cinco mil años. La lectura es encontrar la inmortalidad de nuevo», le gustaba afirmar.

En su casa de Milán, en donde ha muerto, tenía una gran biblioteca con extrañezas bibliográficas. Allí recibía, con modales cordiales, a sus entrevistadores que llegaban de medio mundo. Nunca le faltó la ironía, y bromeaba así: «Estoy agobiado. Tengo todavía una posición en la Universidad, escribo semanalmente en una revista. ¿Porqué alguno no me ha echado ya? ¿Dónde están aquellos que debían matarme como hicimos con nuestros progenitores?».

Y sobre la elección de su profesión ironizaba: «Soy un fracasado. De pequeño deseaba ser el cobrador de billetes del tranvía, pues tenían unas carteras bellísimas con diez compartimentos con bloques de billetes de varios colores. No como ahora, que se entra en el metro sacando el billete en una máquina automática. Un tanto más tarde hubiera querido ser general. Pero sé que mi genuina ambición hubiera sido la de hacer de pianista en un piano-bar, hasta las dos o bien las tres de la noche, con un cigarro y un whisky.

De pequeño quería redactar también novelas. Después, como es conocido, me ocupé solo de ensayos hasta casi los cincuenta años. ¿Por qué luego escribí mi primera novela? Estoy fatigado de que me lo pregunten y de dar cada vez una respuesta diferente, todas obviamente falsas. Digamos que lo hice porque me vino el deseo, y si ésta no le parece una buena razón a alguien, entonces es que no entiende de literatura».

+ EN: La cultura, de luto: muere el escritor Umberto Eco

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publirreportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario