Screenshot 1661

PABLO CEREZAL es un impostor…

in ESCRITORES by

Pablo Cerezal es un impostor, dicen en Zenda. Porque, aunque pueda pasar desapercibido, el detalle que confirma su impostura es el lugar donde escribe tomb raider kostenlosen.

Pablo Cerezal parece ser generoso y demostrar que al menos ama la literatura, pues se llena de elogios hacia la obra de su socio literario boliviano, el autor Claudio Ferrufino-Coqueugniot, destacando, entre su libro de ya voluminosa obra, Exilio voluntario, Premio Casa de las Américas de Novela 2009, editado en nuestro país por Editorial Alberdania iphone cannot download images.

https://www.zendalibros.com/la-biblioteca-de-pablo-cerezal/

Pablo Cerezal estampa en papel la palabra «Café» wimmelbild spiele zumen.

Screenshot 690Lo hace cuando quiere hablar de «la institución donde se vende y se bebe el café y otras bebidas» spiele kostenlos downloaden minecraft.

ARABICA

El lugar donde lo «divino y lo humano» se ilumina, «rebelándose contra la regla académica», rindiendo homenaje a esa «pereza espiritual» dropbox paper bilder herunterladen. El protagonista de su última novela, Arábica, es Munir. Es un periodista marroquí hambriento de cafeína que viaja a algunos de esos lugares donde, en palabras del autor, «brotan ideas, revoluciones y corrientes filosóficas o artísticas», el lugar más emblemático de Europa, para escribir un libro Mafia game free.

 

 

Cerezal escribe muy bien, se podría decir que lo sabe y se beneficia de ello: ha dominado los adjetivos, el uso de metáforas y los cambios de ritmo treiber für pc herunterladen. El lector que busque una historia para capturar no la encontrará en este libro. En este sentido, Cerezal es lo contrario de Stephen King.

Screenshot 1661

Pero quien se sumerja en Arabica encontrará a un gran formador de palabras. El autor parece estar hablando de su comprensión de la literatura al describir cómo se sintió Francesco al leer Un cautivo enamorado del mencionado Genet.

Además, las páginas de Arábica pululan junto a Camus, Sartre, David Bowie, el cantante egipcio Oum Kalthoum o Robert Plant.

El autor del siguiente post, cuya lectura os recomiendo asegura que no es un libro fácil, que requiere una digestión lenta. Hay que tomarlo con ilusión, con tiempo. Por otro lado, el lector que se conecte a la obra caerá bajo su hechizo.

Nos cuentan todo en:

‘Arábica’, de Pablo Cerezal

82 / 100

Deja una respuesta