quien pierde paga: de Stephen King

quien pierde paga: de Stephen King – Hay un criterio dentro de los distintos géneros literarios que es la metaliteratura. Detrás de este rimbombante nombre, no hay más secreto que libros que hablan de literatura. Del arte de escribir, del desarrollo de lectura. Como nos comunica Stephen King, “para los que leen, tomar conciencia de que son leyentes se encuentra dentro de los descubrimientos más electrizantes de la vida: de que tienen la capacidad no solo de leer, sino además de enamorarse de la lectura. Perdidamente. Con delirio”.

Para esos que no conozcáis la trilogía Bill Hodges, decir que la primera distribución de esta serie fue Mr. Mercedes. Aquella fue la primera incursión de Stephen King en la novela policíaca. Y esta es una historia autoconclusiva pero que se conduce por unos cauces narrativos en general bastante más amplios. “Quien pierde paga” es el más controvertido. Con un final al estilo King, que me ha encantado, a mi también. «Despierta, genio». Así empieza la novela.

Hay que señalar que Morris Bellamy se encuentra dentro de los seres más extraños de cuantos creó Stephen King. Reconocido pero repulsivo simultáneamente. Alguien con quien tienes tantas cosas en común que te asusta. Un personaje malvado y trastornado. Si hay algo en que poner énfasis es la calidad con la que están construidos los individuos jóvenes en la obra. Hay un aspecto en la novela y es que el libro retrata la vida de un lector cuya obsesión por un escritor lo transporta bastante lejos.

Protagonizada por el mismo trío dispar de héroes que Stephen King nos presentó en Mr. Mercedes (Edgar Award 2015 a la Mejor Novela) llega la continuación: Quien pierde paga.

Morris lo oculta todo y al día siguiente termina en la cárcel por otro delito terrorífico. Décadas más tarde un chico llamado Pete Saubers encuentra el tesoro y en este momento son él y su familia a quienes han de socorrer Bill Hodges, Holly Gibney y Jerome Robinson del vengativo y trastornado Morris cuando salga de la cárcel tras treinta y cinco años encerrado. Desde Misery Stephen King no había vuelto a retratar a un lector cuya obsesión por un escritor irá bastante lejos.

Un thriller profundo sobre la delgada línea que divide a los novatos apasionados de los fanáticos. Una cantidad enorme de fanáticos de King adorarán esta novela. Más que nada los que disfrutaron con Misery. Como ya ocurrió en Misery y el El resplandor, King se sumerge en la extraña relación que une a escritor y lector. Quien pierde paga revela una envidiable hondura y sentimiento para narrar los «tiempos muertos».

PUEDES DESCARGARLO AQUÍ

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publirreportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

1 Comment

Deja una respuesta

Previous Story

stanislaw lem: Un narrador con humor

Next Story

hanya yanagihara: La gente en los árboles