Una novela de Simak, el gran maestro de la ciencia ficción

Un cuento de hechicería primitiva con un texto autobiográfico escrito por su autor. Esta novela de Simak, que apareció originalmente en la gaceta Astounding Stories en mil novecientos treinta y nueve, presenta por lo menos 3 peculiaridades notables.

JULIO 2020

Screenshot 72 1

Fue, para exactamente el mismo Simak, ocasión de un giro en su carrera como escritor, el instante en que pasó de ser un escritor de historias técnicas bastante mates a unas obras que expresaban interrogantes sobre el hombre y sobre el planeta.

Escrita en el estilo áspero y sin afectación de las space operas de su tiempo, sin preocuparse en demasía de la verosimilitud y con un ritmo infernal de saltos imprevisibles, esta novela da testimonio de la fecundidad excepcional de la imaginación de nuestro autor.

En su conclusión, anuncia la situación de Simak en lo que se refiere al futuro de la humanidad, algo entre el fatalismo y el optimismo.

Autor estadounidense , Clifford D. Simak estudió Periodismo en la Universidad de Wisconsin, tras lo que trabajó para múltiples diarios locales mientras que preparaba sus primeros textos. Simak es considerado como uno de los más esenciales autores de la llamada Edad de Oro de la Ciencia Ficción.

Forma parte de los escritores protegidos por el editor John W. Campbell y escribió abundantes cuentos y novelas de ciencia ficción, resaltando por Ciudad, obra que le valió premios tan esenciales como el International Fantasy y el Hugo.

7 / 100

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publirreportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta

Previous Story

eduardo gallego y guillem sánchez nos cuentan sobre 2 mundos hermanos

Next Story

Clases de historia del arte Madrid Online: Velazquez

Latest from LIBROS DE CIENCIA FICCION - MÁS ALLÁ DE LO NEO

christopher swidler

El autor CHRISTOPHER SWIEDLER analiza lo que divide no solo a sus personajes, sino también a