forro de libros: es de esas cosas que puedes regalar a lectores

in PORTADA/REGALOS PARA LECTORES by

forro de libros, de esas cosas que puedes regalar a lectores

Puede ser un forro para libros usual o bien adhesivo, o también una forradora automática de libros. Habitualmente se usan rollos de plástico forralibros con o bien sin adhesivo. Sobre todo se utilizan para resguardar los libros escolares de las actividades de los más pequeños, pero como cualquier otro género de libros. La vuelta al cole acostumbra a traer consigo esa pila de libros de texto y metros de forro transparente. Muchos progenitores terminan desesperándose, con los dedos medio pegados y todo lleno de burbujas. Mejor es asegurarse desde el principio de tener el mejor Forro para libros que nos facilite las cosas. 

JOHNNY ZURI – HOY DESDE MIJAS – ESPAÑA

Los libros de texto se llevan a todos los sitios y durante un día escolar o bien mientras que se hace alguna cosa. Pero la forma de forrar un libro no tiene mucho misterios. Otra cosa es hacerlo bien. Pon el libro de texto sobre el papel de forrar, y ten el libro cerrado. Traza el contorno de un lado del libro, le das la vuelta al libro y trazas una línea alrededor al otro lado. Retira el libro. Recorta la manera trazada, agregando seis centímetros a los lados. Pon el libro nuevamente en el papel.

Materiales para forrar libros

Forro, tijeras y celo. Podemos elegir entre forro de papel o bien de plástico.

Pasos para forrar libros

Si vamos a emplear el forro de plástico normal, vamos a cortarlo y para saber la medida pondremos el libro en vertical con 2 dedos de margen más o menos, le damos la vuelta y volvemos a dejar otros 2 dedos en el otro lado. Tal y como ya dije antes… Más o menos. Cortamos después el alto teniendo presente exactamente la misma medida, los dos dedos por cada lado.

Los rollos de plástico auto adhesivo transparentes que usamos frecuentemente suelen tener entre 2 o bien 3 metros de largo.

También podemos forrar libros con forralibros, 😯 que son unos plásticos transparentes que sirven para resguardar las tapas de los libros. Su grosor y largo son amplísimos, van desde 1 metro hasta cien y, como todo tipo de papelería los podéis encontrar online buscando en papelería ofistore. Y otra forma de hacer esto es forrar con cinta adhesiva de colores.

Si las tapas de vuestros cuadernos son sosas a más no poder, la opción mejor es personalizarlas y así darles un toque de color. Una idea excelente y simple es forrar los libros con aironfix y forralibros. Son solo ciertas ideas para forrar libros, pero además cuadernos, carpetas y archivadores, siempre de una manera simple y muy original. En suma, el aironfix y los forralibros fortalecen el cuidado de nuestros nuevos libros y demás material.

Lo más esencial de todo es hacerlo despacio porque, como dice el refrán: “vísteme despacio, que tengo prisa”. Durante nuestra vida nos va a tocar forrar muchos libros, a lo largo de nuestra niñez o bien ya de mayores forrando los de nuestros hijos o nietos. Recuerda que algo que debes hacer es desplegar el forro y extenderlo sobre una superficie plana, estirándolo muy bien a fin de que no queden arrugas. Ten cuidado de no dejar tus huellas, pues pueden quedar marcadas fácilmente.

forro de libros
chiaraparisi830 / Pixabay
Forrar los libros con un rollo de plástico es más costoso que hacerlo con los que vienen ya prefabricados, pero en cuanto forras un par de ellos ya le has cogido el tranquillo y terminas en un santiamén. Dicen algunos y algunas que forrar libros es una de las labores más complicadas de la vuelta al cole ya que hay que dedicarle un buen rato y precisamos de algo de paciencia para lograr lo que es un buen resultado.

Sobre todo, a la hora de usar el forra libros, Paciencia con el Aironfix

Hay otros sistemas pero precisan de dedicar un buen rato para ponerlos. Uno de ellos es el forro adhesivo, asimismo conocido como Aironfix. Asimismo existe el rollo transparente que no se engancha. En los dos casos precisarás de varios rollos y tijeras. Si el forro no es adhesivo tenemos que usar celo para fijarlo. Con el rollo extendido, se trata ya solo de poner el libro encima para tomar la medida. 

No se si me he explicado muy bien, pero por si acaso, voy a buscar algún buen vídeo que lo explique con imágenes de esas que valen más que mil palabras, y os lo pongo aquí abajo. Si no veis ningún vídeo será porque no lo he encontrado, y si lo veis, es que si. 😉 

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publirreportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario